Home » Carteles, folletos, programas y publicidad, Postales, estampas, láminas, papiros y grabados

Publicidad Maquinaria Agricola Vidaurreta y Cia. Años 60

Enviado por en 24 febrero, 2012 – 18:29 2 Comentarios
Tarjeta postal Vidaurreta

Publicidad Maquinaria Agricola Vidarreta y Cia. Años 60. Con tarjeta postal y modelos de la maquinaria. Años 60

7 €

Tags:

2 Comentarios »

  • julian garcia martinez dice:

    yo trabajé en esta empresa 18 años, ebtré de botones en la calle Atocha y continué de mayor en los nuevos locales que la empresa construyó en la calle de la Alameda

  • admin dice:

    Como te digo en mi correo anterior, permanecí casi 18 años en la Empresa y desempeñé todos los puestos laborales, desde botones hasta oficial de Contabilidad dentro de esta gran entidad -de aquella época-. Ya me supongo que realizar un estudio tan completo como el que publicáis no es tarea fácil y menos a tan largo plazo, creo que habrá que echar mano de las publicaciones «oficiales» de la época. así como de los datos estadísticos al uso que la mayoría de las empresas no estaban por la labor de confeccionar y menos sus estructuras administrativas carecían de datos fiables «reales» para facilitar estadísticas de calidad. Partiendo de la premisa anterior solo pretendo con esta nota colocar algunos puntos sobre este asunto (SIEMPRE REFIRIENDOME A LA EMPRESA QUE TAN PROFUNDAMENTE CONOCÍA) nunca al conjunto del estudio general -de aquella porción de tiempo- que vosotros habéis desarrollado magistralmente. Como digo son puntualizaciones del devenir diario de un «empleadillo» que pasó por todas las secciones de esta, para mí, una gran empresa.

    En primer lugar tengo que decir que en la empresa había bastantes más ingenieros agrónomos que los que figuráis en vuestro estudio y estaban muy vinculados al Ministerio, Servicio Nacional del Trigo y otras entidades oficiales, algunos eran profesores de la Escuela Oficial de Agricultura. Otra cosa es la «plantilla» oficial declarada en estadísticas más o menos puntuales. Con la plantilla del personal ocurría otro tanto, lo mismo en personal administrativo, como técnicos y mecánicos. Todo el mundo tanto oficial y dado de alta, como no, tratados con legalidad, honestidad y cobrando puntualmente nuestros sueldos.

    En la parte trasera de la tienda -Atocha, 121- delante estaba la exposición de maquinaría agrícola, había montada la Sección Técnica que se dedicaba principalmente a la instalación y estudio de instalaciones de riego agrícolas, formada por más de 10 Técnicos y personal de alta cualificación.

    La Empresa tenía alquilado el local bajo para tienda, la primera planta, toda ella para oficinas con el personal administrativo y el torreón del edificio que hacía las veces de archivo. Además de todo el sótano del edificio dedicado a los recambios de toda clase de máquinas.

    Cuando la situación económica del país fue mejorando, construyó muy cerca de la calle Atocha -Almeda- un soberbio edificio y la planta primera la dedicó a unas grandes oficina y los sótanos los dedicó a almacenes, con todos los lujos que en aquella época se podía permitir una empresa.

    También tenía un taller completísimo en la calle Ménez Alvaro, donde se reparaban y montaban toda la maquinaría que después era vendida. En este taller había toda una plantilla que se dedicaba a viajar a toda España para reparar en casa del cliente toda clase de maquinaria y aperos agrícolas. Poseía en Getafe un gran solar con apartadero de la Renfe para la entrada de vagones de tren y cargar la maquinaria agrìcola que se fabricaba en la factoría que después construyó la firma para la fabricación de maquinaria agrícola, principalmente cosechadoras automotrices, bajo patente de la firma americana CASE.

    Tampoco se hace mención a la gran cantidad de tractores CASE (americanos) que la empresa vendió por todo el territorio nacional. También distribuyó al principio maquinaria agrícola CASE de gran calidad.

    Como digo al principio tenéis que perdonarme por intentar inmiscuirme en estudios científicamente confeccionados y yo no exponer más que recuerdos de la memoria de hace más de 50 años, pero tal vez haya algo aprovechable para vosotros.

    Julian García

Deja un comentario